¿Qué es un Fondo Mutuo?

Un fondo mutuo es un tipo de vehículo financiero compuesto por un conjunto de dinero recaudado de muchos inversores para invertir en valores como acciones, bonos, instrumentos del mercado monetario y otros activos. Los fondos mutuos son operados por administradores de dinero (money managers) profesionales, que asignan los activos del fondo e intentan producir ganancias de capital o ingresos para los inversores del fondo. La cartera de un fondo mutuo está estructurada y mantenida para que coincida con los objetivos de inversión establecidos en su prospecto.

Los fondos mutuos brindan a los inversores pequeños o individuales acceso a carteras de acciones, bonos y otros valores administrados profesionalmente. Cada accionista, por lo tanto, participa proporcionalmente en las ganancias o pérdidas del fondo. Los fondos mutuos invierten en una gran cantidad de valores, y el rendimiento generalmente se rastrea como el cambio en la capitalización de mercado total del fondo, derivado del rendimiento agregado de las inversiones subyacentes.

PUNTOS CLAVE

  • Un fondo mutuo es un tipo de vehículo de inversión que consiste en una cartera de acciones, bonos u otros valores.
  • Los fondos mutuos brindan a los inversores pequeños o individuales acceso a carteras diversificadas y administradas profesionalmente a un precio bajo.
  • Los fondos mutuos se dividen en varios tipos de categorías, que representan los tipos de valores en los que invierten, sus objetivos de inversión y el tipo de rentabilidad que buscan.
  • Los fondos mutuos cobran honorarios anuales (llamados índices de gastos o expense ratios en ingles) y, en algunos casos, comisiones, que pueden afectar sus rendimientos generales.
  • La abrumadora mayoría del dinero en los planes de jubilación patrocinados por el empleador se destina a fondos mutuos.

Entendiendo los Fondos Mutuos

Los fondos mutuos agrupan dinero del público inversor y lo utilizan para comprar otros valores, generalmente acciones y bonos. El valor de la compañía de fondos mutuos depende del desempeño de los valores que decide comprar. Entonces, cuando compra una unidad o acción de un fondo mutuo, está comprando el rendimiento de su cartera o, más precisamente, una parte del valor de la cartera. Invertir en una acción de un fondo mutuo es diferente de invertir en acciones. A diferencia de las acciones, las acciones de fondos mutuos no otorgan a sus tenedores ningún derecho de voto. Una parte de un fondo mutuo representa inversiones en muchas acciones diferentes (u otros valores) en lugar de solo una participación.

Es por eso que el precio de una acción de fondos mutuos se conoce como el valor del activo neto (NAV) por acción, a veces expresado como NAVPS. El valor liquidativo de un fondo se obtiene dividiendo el valor total de los valores de la cartera por la cantidad total de acciones en circulación. Las acciones en circulación son las que tienen todos los accionistas, inversores institucionales y funcionarios de la empresa o personas con información privilegiada. Las acciones de fondos mutuos generalmente se pueden comprar o canjear según sea necesario en el valor liquidativo actual del fondo, que, a diferencia del precio de una acción, no fluctúa durante las horas de mercado, pero se liquida al final de cada día de negociación. Ergo, el precio de un fondo mutuo también se actualiza cuando se liquida el NAVPS.

El fondo mutuo promedio posee cientos de valores diferentes, lo que significa que los accionistas de fondos mutuos obtienen una diversificación importante a un precio bajo. Considere un inversor que compra solo acciones de Google antes de que la empresa tenga un mal trimestre. Es probable que pierda una gran cantidad de valor porque todos sus dólares están vinculados a una sola empresa. Por otro lado, un inversionista diferente puede comprar acciones de un fondo mutuo que posee algunas acciones de Google. Cuando Google tiene un mal trimestre, pierde significativamente menos porque Google es solo una pequeña parte de la cartera del fondo.

¿Cómo Funcionan los Fondos Mutuos?

Un fondo mutuo es tanto una inversión como una empresa real. Esta doble naturaleza puede parecer extraña, pero no es diferente de cómo una parte de AAPL es una representación de Apple Inc. Cuando un inversionista compra acciones de Apple, está comprando una propiedad parcial de la compañía y sus activos. Del mismo modo, un inversionista de fondos mutuos está comprando la propiedad parcial de la compañía de fondos mutuos y sus activos. La diferencia es que Apple está en el negocio de hacer dispositivos y tabletas innovadores, mientras que una compañía de fondos mutuos está en el negocio de hacer inversiones.

Los inversores suelen obtener un rendimiento de un fondo mutuo de tres maneras:

  • Los ingresos se obtienen de los dividendos sobre acciones e intereses sobre bonos mantenidos en la cartera del fondo. Un fondo paga casi todos los ingresos que recibe durante el año para financiar a los propietarios en forma de distribución. Los fondos a menudo le dan a los inversores la opción de recibir un cheque para distribuciones o reinvertir las ganancias y obtener más acciones.
  • Si el fondo vende valores que han aumentado su precio, tiene una ganancia de capital. La mayoría de los fondos también transfieren estas ganancias a los inversores en una distribución.
  • Si las participaciones del fondo aumentan de precio pero el administrador del fondo no las vende, las acciones del fondo aumentan de precio. Luego puede vender sus acciones de fondos mutuos para obtener ganancias en el mercado.

Si las participaciones del fondo aumentan de precio pero el administrador del fondo no las vende, las acciones del fondo aumentan de precio. Luego puede vender sus acciones de fondos mutuos para obtener ganancias en el mercado.
Si un fondo mutuo se interpreta como una empresa virtual, su CEO es el administrador del fondo, a veces llamado asesor de inversiones. El administrador del fondo es contratado por una junta directiva y está legalmente obligado a trabajar en el mejor interés de los accionistas de fondos mutuos. La mayoría de los gestores de fondos también son propietarios del fondo. Hay muy pocos empleados en una compañía de fondos mutuos. El asesor de inversiones o el administrador de fondos pueden emplear algunos analistas para ayudar a elegir inversiones o realizar estudios de mercado. Se mantiene un contador de fondos en el personal para calcular el NAV del fondo, el valor diario de la cartera que determina si los precios de las acciones suben o bajan. Los fondos mutuos deben tener un oficial de cumplimiento o dos, y probablemente un abogado, para mantenerse al día con las regulaciones gubernamentales.

La mayoría de los fondos mutuos son parte de una compañía de inversión mucho más grande; los más grandes tienen cientos de fondos mutuos separados. Algunas de estas compañías de fondos son nombres familiares para el público en general, como Fidelity Investments, The Vanguard Group, T. Rowe Price y Oppenheimer Funds.

Tipos de Fondos Mutuos

Los fondos mutuos se dividen en varios tipos de categorías, que representan los tipos de valores a los que se han dirigido para sus carteras y el tipo de rentabilidad que buscan. Existe un fondo para casi cualquier tipo de inversor o enfoque de inversión. Otros tipos comunes de fondos mutuos incluyen fondos del mercado monetario, fondos sectoriales, fondos alternativos, fondos beta inteligentes, fondos con fecha objetivo e incluso fondos de fondos o fondos mutuos que compran acciones de otros fondos mutuos.

Fondos de Acciones

La categoría más grande es la de acciones o fondos de capital. Como su nombre lo indica, este tipo de fondo invierte principalmente en acciones. Dentro de este grupo hay varias subcategorías. Algunos fondos de acciones se nombran por el tamaño de las empresas en las que invierten: pequeña, mediana o gran capitalización. Otros son nombrados por su enfoque de inversión: crecimiento agresivo, orientado a los ingresos, valor y otros. Los fondos de capital también se clasifican por si invierten en acciones nacionales (EE.UU.) O en acciones extranjeras.

El término fondo de valor se refiere a un estilo de inversión que busca empresas de alta calidad y bajo crecimiento que no están a favor del mercado. Estas empresas se caracterizan por sus bajas relaciones precio/ganancias (P/E), bajas relaciones precio/libro (P/B) y altos rendimientos de dividendos. En el lado contrario, tenemos a los fondos de crecimiento, que buscan empresas que han tenido (y se espera que tengan) un fuerte crecimiento en ganancias, ventas y flujos de efectivo. Estas empresas suelen tener altas relaciones P/E y no pagan dividendos. Una combinación entre el valor estricto y la inversión de crecimiento es una “mezcla”, que simplemente se refiere a empresas que no son de alta calidad ni poseen acciones en crecimiento y se clasifican como intermedias.

Fondos de Renta Fija

Otro gran grupo es la categoría de renta fija. Un fondo mutuo de renta fija se enfoca en inversiones que pagan una tasa de rendimiento establecida, como bonos gubernamentales, bonos corporativos u otros instrumentos de deuda. La idea es que la cartera del fondo genera ingresos por intereses, que luego pasa a los accionistas.

A veces denominados fondos de bonos, estos fondos a menudo se administran activamente y buscan comprar bonos relativamente infravalorados para venderlos con ganancias. Es probable que estos fondos mutuos paguen mayores rendimientos que los certificados de depósito y las inversiones en el mercado monetario, pero los fondos de bonos no están exentos de riesgos. Debido a que hay muchos tipos diferentes de bonos, los fondos de bonos pueden variar dramáticamente dependiendo de dónde inviertan. Por ejemplo, un fondo especializado en bonos basura de alto rendimiento es mucho más riesgoso que un fondo que invierte en valores gubernamentales. Además, casi todos los fondos de bonos están sujetos al riesgo de tasa de interés, lo que significa que si las tasas suben, el valor del fondo disminuye.

Fondos Indexados

Otro grupo, que se ha vuelto extremadamente popular en los últimos años, cae bajo el apodo de “fondos indexados“. Su estrategia de inversión se basa en la creencia de que es muy difícil, y a menudo costoso, tratar de vencer al mercado de manera consistente. Por lo tanto, el administrador de fondos indexados compra acciones que corresponden con un índice de mercado importante como el S&P 500 o el Dow Jones Industrial Average (DJIA). Esta estrategia requiere menos investigación por parte de analistas y asesores, por lo que hay menos gastos para reducir los rendimientos antes de pasarlos a los accionistas. Estos fondos a menudo se diseñan teniendo en cuenta a los inversores sensibles al costo.

Fondos Equilibrados

Los fondos equilibrados invierten en un híbrido de clases de activos, ya sean acciones, bonos, instrumentos del mercado monetario o inversiones alternativas. El objetivo es reducir el riesgo de exposición entre las clases de activos. Este tipo de fondo también se conoce como fondo de asignación de activos. Hay dos variaciones de dichos fondos diseñados para satisfacer los objetivos de los inversores.

Algunos fondos se definen con una estrategia de asignación específica que es fija, por lo que el inversor puede tener una exposición predecible a varias clases de activos. Otros fondos siguen una estrategia de porcentajes de asignación dinámica para cumplir con varios objetivos de los inversores. Esto puede incluir responder a las condiciones del mercado, los cambios del ciclo económico o las fases cambiantes de la vida del inversor.

Si bien los objetivos son similares a los de un fondo equilibrado, los fondos de asignación dinámica no tienen que tener un porcentaje específico de ninguna clase de activo. Por lo tanto, el administrador de la cartera tiene libertad para cambiar la proporción de clases de activos según sea necesario para mantener la integridad de la estrategia declarada del fondo.

Fondos del Mercado Monetario

El mercado monetario (Money Market) consiste en instrumentos de deuda seguros (libres de riesgo) a corto plazo, principalmente letras del Tesoro del gobierno. Este es un lugar seguro para colocar su dinero. No obtendrá ganancias sustanciales, pero no tendrá que preocuparse por perder su capital. Un rendimiento típico es un poco más que la cantidad que ganaría en una cuenta corriente o de ahorro regular y un poco menos que el certificado de depósito (CD). Si bien los fondos del mercado monetario invierten en activos ultraseguros, durante la crisis financiera de 2008, algunos fondos del mercado monetario experimentaron pérdidas después de que el precio de las acciones de estos fondos, típicamente vinculado a $1, cayó por debajo de ese nivel, lo que se conoce como “Breaking the Buck“.

Fondos de Ingresos

Los fondos de ingresos como su nombre lo establece: proporcionan ingresos corrientes de manera constante. Estos fondos invierten principalmente en deuda gubernamental y corporativa de alta calidad, manteniendo estos bonos hasta su vencimiento para proporcionar flujos de interés. Si bien las tenencias de fondos pueden apreciarse en valor, el objetivo principal de estos fondos es proporcionar un flujo de caja constante a los inversores. Como tal, la audiencia de estos fondos consiste en inversores conservadores y jubilados. Debido a que producen ingresos regulares, los inversores conscientes de los impuestos pueden querer evitar estos fondos.

Fondos Internacionales/Globales

Un fondo internacional (o fondo extranjero) invierte solo en activos ubicados fuera de su país de origen. Mientras que, los fondos globales pueden invertir en cualquier parte del mundo, incluso dentro de su país de origen. Es difícil clasificar estos fondos como más riesgosos o más seguros que las inversiones nacionales, pero han tendido a ser más volátiles y tienen riesgos políticos y de país únicos. Por otro lado, pueden, como parte de una cartera bien equilibrada, reducir el riesgo al aumentar la diversificación, ya que los rendimientos en países extranjeros pueden no estar correlacionados con los retornos en el país. Aunque las economías mundiales están cada vez más interrelacionadas, es probable que otra economía en algún lugar esté superando a la economía de su país de origen.

Fondos de Especialidad

Esta clasificación de fondos mutuos es más una categoría global que consiste en fondos que han demostrado ser populares pero que no necesariamente pertenecen a las categorías más rígidas que hemos descrito hasta ahora. Estos tipos de fondos mutuos renuncian a una amplia diversificación para concentrarse en un determinado segmento de la economía o en una estrategia específica. Los fondos sectoriales son fondos estratégicos dirigidos a sectores específicos de la economía, tales como finanzas, tecnología, salud, etc. Los fondos de sector pueden, por lo tanto, ser extremadamente volátiles ya que las acciones en un sector dado tienden a estar altamente correlacionadas entre sí. Existe una mayor posibilidad de grandes ganancias, pero un sector también puede colapsar (por ejemplo, el sector financiero en 2008 y 2009).

Los fondos regionales hacen que sea más fácil enfocarse en un área geográfica específica del mundo. Esto puede significar centrarse en una región más amplia (por ejemplo, América Latina) o en un país individual (por ejemplo, solo Brasil). Una ventaja de estos fondos es que facilitan la compra de acciones en países extranjeros, lo que de otro modo puede ser difícil y costoso. Al igual que para los fondos sectoriales, debe aceptar el alto riesgo de pérdida, que ocurre si la región entra en una recesión grave.

Los fondos socialmente responsables (o fondos éticos) invierten solo en empresas que cumplen con los criterios de ciertas pautas o creencias. Por ejemplo, algunos fondos socialmente responsables no invierten en industrias “pecaminosas” como el tabaco, las bebidas alcohólicas, las armas o la energía nuclear. La idea es obtener un rendimiento competitivo sin dejar de mantener una conciencia sana. Otros fondos similares invierten principalmente en tecnología verde, como la energía solar y eólica o el reciclaje.

Fondos Negociados en Bolsa (ETF)

Un giro en el fondo mutuo es el fondo cotizado en bolsa (ETF). Estos vehículos de inversión cada vez más populares agrupan inversiones y emplean estrategias consistentes con fondos mutuos, pero están estructurados como fideicomisos de inversión que se negocian en bolsas de valores y tienen los beneficios adicionales de las características de las acciones. Por ejemplo, los ETF se pueden comprar y vender en cualquier momento durante el día de negociación. Los ETF también se pueden vender en corto o comprar en margen. Los ETF también suelen tener tarifas más bajas que el fondo mutuo equivalente. Muchos ETF también se benefician de los mercados de opciones activas, donde los inversores pueden cubrir o aprovechar sus posiciones. Los ETF también disfrutan de ventajas fiscales de los fondos mutuos. En comparación con los fondos mutuos, los ETF tienden a ser más rentables y más líquidos. La popularidad de los ETF habla de su versatilidad y conveniencia.

✔ Ventajas

  • Liquidez.
  • Diversificación.
  • Requisitos mínimos de inversión.
  • Gestión profesional.
  • Variedad de ofertas.

✘ Desventajas

  • Altas tarifas, comisiones y otros gastos.
  • Gran presencia de efectivo en carteras.
  • Sin cobertura de la FDIC.
  • Dificultad para comparar fondos.
  • Falta de transparencia en las explotaciones.

Nuestra OPINION

Hay una variedad de razones por las cuales los fondos mutuos han sido el vehículo elegido por los inversores minoristas durante décadas. La abrumadora mayoría del dinero en los planes de jubilación patrocinados por el empleador se destina a fondos mutuos. Múltiples fusiones se han equiparado a fondos mutuos a lo largo del tiempo. La liquidez, la diversificación y la gestión profesional hacen que los fondos mutuos sean opciones atractivas para los inversores jóvenes, novatos y otros inversores individuales que no desean administrar activamente su dinero. Sin embargo, ningún activo es perfecto, y los fondos mutuos también tienen inconvenientes.

3 comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: