Inversión Pasiva

La inversión pasiva es una estrategia de inversión para maximizar los rendimientos al minimizar la compra y venta. El índice invierte en una estrategia común de inversión pasiva mediante la cual los inversores compran un punto de referencia representativo, como el índice S&P 500, y lo mantienen en un horizonte de tiempo largo.

La inversión pasiva se puede contrastar con la inversión activa.

PUNTOS CLAVE

  • La inversión pasiva se refiere en general a una estrategia de cartera de compra y retención (holding) para horizontes de inversión a largo plazo, con una negociación mínima en el mercado.
  • La inversión indexada es quizás la forma más común de inversión pasiva, por la cual los inversores buscan replicar y mantener un índice o índices de mercado amplio.
  • La inversión pasiva es más barata, menos compleja y, a menudo, produce resultados superiores después de impuestos en términos de mediano a largo plazo que las carteras administradas activamente.

En que Consiste la Inversión Pasiva

Los métodos de inversión pasiva buscan evitar las tarifas y el rendimiento limitado que puede ocurrir con el comercio frecuente. El objetivo de la inversión pasiva es construir riqueza gradualmente. También conocida como estrategia de compra y retención (buy and hold), la inversión pasiva significa comprar un valor para poseerlo a largo plazo. A diferencia de los operadores activos (traders), los inversores pasivos no buscan beneficiarse de las fluctuaciones de precios a corto plazo o de la sincronización del mercado. El supuesto subyacente de la estrategia de inversión pasiva es que el mercado registra rendimientos positivos con el tiempo.

Los gerentes pasivos generalmente creen que es difícil superar al mercado, por lo que intentan igualar el desempeño del mercado o del sector. Los intentos de inversión pasiva para replicar el rendimiento del mercado mediante la construcción de carteras bien diversificadas de acciones individuales, que si se hacen de forma individual, requerirían una investigación exhaustiva. La introducción de los fondos indexados en la década de 1970 hizo que lograr rendimientos en línea con el mercado fuera mucho más fácil. En la década de 1990, los fondos cotizados en bolsa, o ETF, que rastrean los principales índices, como el SPDR S&P 500 ETF (SPY), simplificaron aún más el proceso al permitir a los inversores negociar fondos indexados como si fueran acciones.

Beneficios y Desventajas de la Inversión Pasiva

Mantener un portafolio bien diversificado es importante para una inversión exitosa, y la inversión pasiva a través de la indexación es una excelente manera de lograr la diversificación. Los fondos indexados distribuyen el riesgo ampliamente al mantener todos, o una muestra representativa de los valores en sus puntos de referencia objetivo. Los fondos indexados rastrean un índice de referencia o índice objetivo en lugar de buscar ganadores, por lo que evitan constantemente comprar y vender valores. Como resultado, tienen tarifas y gastos operativos más bajos que los fondos administrados activamente. Un fondo indexado ofrece simplicidad como una manera fácil de invertir en un mercado elegido porque busca rastrear un índice. No hay necesidad de seleccionar y monitorear gerentes individuales, o elegir entre temas de inversión.

Sin embargo, la inversión pasiva está sujeta al riesgo total del mercado. Los fondos indexados hacen un seguimiento de todo el mercado, por lo que cuando el mercado de valores general o los precios de los bonos caen, también lo hacen los fondos indexados. Otro riesgo es la falta de flexibilidad. A los gestores de fondos indexados generalmente se les prohíbe utilizar medidas defensivas como reducir una posición en acciones, incluso si el gestor cree que los precios de las acciones disminuirán. Los fondos indexados administrados pasivamente enfrentan limitaciones de rendimiento, ya que están diseñados para proporcionar rendimientos que siguen de cerca su índice de referencia, en lugar de buscar un rendimiento superior. Raramente superan el rendimiento del índice, y generalmente el retorno es un poco menos debido a los costos operativos del fondo.

Beneficios de la Inversión Pasiva:

  • Tarifas muy bajas: no hay nadie que elija acciones, por lo que la supervisión es mucho menos costosa. Los fondos pasivos siguen el índice que usan como referencia.
  • Transparencia: siempre está claro qué activos están en un fondo indexado.
  • Eficiencia fiscal: su estrategia de compra y retención no suele generar un impuesto masivo sobre las ganancias de capital para el año.
  • Simplicidad: ser propietario de un índice o grupo de índices es mucho más fácil de implementar y comprender que una estrategia dinámica que requiere constante investigación y ajuste.

Desventajas de la Inversión Pasiva:

  • Demasiado limitado: los fondos pasivos están limitados a un índice específico o un conjunto predeterminado de inversiones con poca o ninguna variación; por lo tanto, los inversores están encerrados en esas tenencias, pase lo que pase en el mercado.
  • Rendimientos potenciales más pequeños: por definición, los fondos pasivos casi nunca superarán al mercado, incluso en tiempos de turbulencia, ya que sus tenencias principales están bloqueadas para rastrear el mercado. A veces, un fondo pasivo puede vencer un poco al mercado, pero nunca publicará los grandes rendimientos que los gerentes activos anhelan a menos que el mercado mismo aumente. Los gerentes activos, por otro lado, pueden traer mayores recompensas (ver más abajo), aunque esas recompensas también conllevan un mayor riesgo.

⚡ Para contrastar los pros y los contras de la inversión pasiva, la inversión activa también tiene sus beneficios y limitaciones a considerar:

Beneficios y Limitaciones de la Inversión Activa

  • Flexibilidad: los gerentes activos no están obligados a seguir un índice específico. Pueden comprar esas acciones de “diamante en bruto” que creen haber encontrado.
  • Cobertura: los gerentes activos también pueden cubrir sus apuestas utilizando diversas técnicas, como ventas cortas u opciones de venta, y pueden salir de acciones o sectores específicos cuando los riesgos se vuelven demasiado grandes. Los gerentes pasivos están atrapados con las acciones que tiene el índice que rastrean, independientemente de cómo estén.
  • Gestión fiscal: aunque esta estrategia podría desencadenar un impuesto sobre las ganancias de capital, los asesores pueden adaptar las estrategias de gestión fiscal a los inversores individuales, como vender inversiones que están perdiendo dinero para compensar los impuestos de los grandes ganadores.

Pero las estrategias activas tienen estas deficiencias:

  • Muy costoso: Thomson Reuters Lipper fija el índice de gastos promedio en 1.4% para un fondo de capital administrado activamente, en comparación con solo 0.6% para el fondo de capital pasivo promedio. Las tarifas son más altas porque toda esa compra y venta activa desencadena los costos de transacción, sin mencionar que está pagando los salarios del equipo de analistas que investigan las elecciones de acciones. Todas esas tarifas durante décadas de inversión pueden matar los rendimientos.
  • Riesgo activo: los gerentes activos son libres de comprar cualquier inversión que creen que generaría altos rendimientos, lo cual es excelente cuando los analistas tienen razón pero terrible cuando están equivocados.
  • Mal historial: los datos muestran que muy pocas carteras administradas activamente superan sus puntos de referencia pasivos, especialmente después de que se contabilizan los impuestos y las tarifas. De hecho, en períodos de mediano a largo plazo, solo un pequeño puñado de fondos mutuos administrados activamente supera su índice de referencia.
A %d blogueros les gusta esto: