Mercado de Futuros

Traders work in the crude oil options pit at the New York Mercantile Exchange in New York, U.S., on Wednesday, Feb. 23, 2011. Oil surged to $100 a barrel in New York for the first time in two years as Libya's violent uprising threatened to disrupt exports from Africa's third-biggest supplier and spread to other Middle East oil producers. Photographer: Michael Nagle/Bloomberg via Getty Images

¿Qué es el Mercado de Futuros?

Un mercado de futuros (en inglés, futures exchange) es una bolsa o exchange en el que se compra y vende una amplia gama de futuros sobre materias primas, futuros sobre índices y opciones sobre contratos de futuros. Los que tienen acceso al mercado son los Brokers y Traders comerciales que son miembros del mercado. Los miembros deben estar registrados en la National Futures Association (NFA) y la Commodity Futures Trading Commission (CFTC). Las personas que desean negociar contratos de futuros deben hacerlo estableciendo una cuenta con un corredor o broker registrado. Los mercados de futuros también proporcionan funciones de compensación y liquidación.

PUNTOS CLAVE

  • Los mercados de futuros permiten a las personas que desean comerciar productos básicos la capacidad de encontrarse rápidamente y comerciar de manera segura.
  • El acceso al mercado está disponible solo para las firmas miembro y los individuos.
  • Las personas que desean comerciar deben hacerlo a través de una firma de corredores que sea miembro del mercado.
  • Los mercados de futuros también brindan servicios de compensación.

¿Cómo Funciona un Mercado de Futuros?

La función de un exchange de futuros es estandarizar y promover el comercio de futuros para la mayor cantidad de participantes posible. Los mecanismos de incentivos para quienes administran el mercado, se basan aproximadamente en el volumen y el valor en dólares de lo que se comercializa, cuanto más mejor. Eso significa que trabajan para atraer a la mayor cantidad de participantes que realicen tantas operaciones como sea posible. Esto ha llevado a muchas innovaciones en los últimos años, impulsando una mayor participación a través de redes electrónicas.

Hace un tiempo atrás, la bolsa de futuros solía tener una presencia física importante, como los pisos de negociación en la Bolsa Mercantil de Chicago (CME) o la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), sin embargo, actualmente las ubicaciones fisicas no tienen tanto significado como alguna vez lo tuvieron. Dado que el comercio puede realizarse desde la computadora de cualquier persona conectada a través de Internet a un broker, el comercio está descentralizado en todo el mundo y ocurre casi 24 horas al día durante toda la semana.

Los futuros negociados en una bolsa de futuros permiten a los vendedores de los productos básicos subyacentes la certeza sobre el precio que recibirán por sus productos en el mercado. Al mismo tiempo, el exchange permitirá a los consumidores o compradores de esos productos subyacentes la certeza del precio que pagarán, en un momento definido en el futuro.

Para fomentar la mayor participación y liquidez posible, los contratos que cotizan en una bolsa tienen tamaños estandarizados, fechas de vencimiento y, para las opciones, precios de ejecución. Esta estandarización contrasta con los contratos de venta libre (OTC) en los que los compradores y vendedores aceptan los términos a medida.

Los mercados de futuros también brindan información sobre precios, difundida por empresas proveedoras de información. El intercambio de información permite la transparencia en las actividades y la justicia para todos. La información sobre precios, incluidos precios, bid y oferta, está disponible para todas las instituciones e individuos interesados ​​por igual, sin importar su tamaño.

Otro aspecto muy importante del exchange de futuros, es que proporciona servicios de compensación. Si bien varias empresas proporcionan la compensación, el exchange estandariza los cargos y el desempeño de ese servicio. Los servicios de compensación aseguran que los participantes no tengan que preocuparse por el riesgo de que su contraparte comercial no cumpla con sus obligaciones contractuales. Eso hace que el comercio sea una propuesta muy simple para los especuladores a corto plazo y los mantiene interesados ​​en participar en el mercado de futuros.

Una Breve Historia de los Exchanges de Futuros en los EE.UU.

La bolsa de futuros más grande de los EE.UU., La Bolsa Mercantil de Chicago, se formó a fines de la década de 1890, cuando los únicos contratos de futuros ofrecidos eran para productos agrícolas. La aparición de futuros de tasas de interés, futuros de bonos y futuros de divisas en los principales mercados de divisas se produjo en la década de 1970. Los mercados de futuros de hoy son significativamente mayores, con cobertura de instrumentos financieros a través de futuros. Estos contratos de cobertura de futuros comprenden la mayoría de la actividad del mercado de futuros. Los mercados de futuros juegan un papel importante en la operación del sistema financiero global.

Los mercados financieros vieron muchas fusiones, siendo la más importante entre Chicago Mercantile Exchange y Chicago Board of Trade (CBOT) en 2007. Renombrado como CME Group, adquirió NYMEX Holdings, Inc., la matriz del New York Mercantile Exchange (NYMEX) y Commodity Exchange, Inc (COMEX) en 2008. Al crecer nuevamente en 2012, agregó a la Junta de Comercio de Kansas City, que es el jugador dominante en el duro trigo rojo de invierno.

Otro jugador importante en los EE.UU. Es el Intercontinental Exchange (ICE). Nacido como un mercado electrónico en 2000, ICE adquirió el International Petroleum Exchange (IPE) en 2001. En 2007, obtuvo tanto la Junta de Comercio de Nueva York (NYBOT) como el Winnipeg Commodity Exchange (WCE). Finalmente, se expandió a renta variable con la adquisición de NYSE Euronext en 2013.

A %d blogueros les gusta esto: